Sociedad 03/03/2021

A un año del inicio de la pandemia en Argentina, se acordó el arribo de 8.580.000 dosis y se avanza en una vacuna propia

El Gobierno nacional cerró acuerdos con Sinopharm, Oxford-AstraZeneca y el programa Covax por un enorme número de vacunas que llegarían entre este mes y el próximo. Además, en los próximos días comenzará la prueba en humanos de la vacuna que desarrolla la Universidad de San Martín junto al Conicet.

El 3 de marzo de 2020, hace exactamente un año, comenzaba una pesadilla mundial que, en nuestro país, ya produjo más de 50.000 muertes. Y aunque la pandemia del Covid-19 está lejos de terminarse, hay algunas noticias que crean esperanza. Por un lado, el Gobierno nacional trabaja contra reloj para conseguir más vacunas, y las negociaciones con los diferentes proveedores están dando resultado, ya que está previsto que entre este mes y el próximo arriben, en total, 8.580.000. Hasta ahí, lo que más probablemente ocurra. Pero a eso habría que sumarle 600.000 dosis por semana de la Sputnik V, ya que el Fondo Ruso de Inversión Directa prometió regularizar las entregas. Habrá que ver, tomando en cuenta la demanda mundial que tiene hoy en día esta vacuna, si eso finalmente se concreta. De ser así, y suponiendo que las llegadas comenzaran la próxima semana, nuestro país tendría a disposición otros 4.200.000 dosis hasta fines de abril. El total, entonces, sería, nada menos que 12.780.000. Una cifra que ilusiona.

Pero pensando a futuro también hay una novedad muy importante: el avance de la vacuna que está desarrollando la Universidad de San Martín (Unsam) junto al Conicet. En estos días se cerrará un acuerdo con un laboratorio privado para iniciar las pruebas preclínicas de la fase 1, que es la prueba en humanos. Si todo marcha bien, para comienzo del próximo año nuestro país ya no dependería de tratativas con productores internacionales y la lucha contra el coronavirus sería mucho más fácil.

Lo que está previsto para los próximos días es, por un lado, la provisión de 3.000.000 de dosis de la vacuna de Sinopharm. A eso hay que sumarle las 580.000 dosis de la vacuna de Oxford-AstraZeneca que llegarían después del 15 de marzo y el anuncio del programa Covax, de la Organización Mundial de la Salud, que promete 2.000.000 para antes de mayo. Por otra parte, en abril vendrán unas 3.000.000 de dosis de Oxford-AstraZeneca, cuyo elemento activo se fabricó -y se sigue haciendo- en la Argentina. Y a eso hay que agregarle lo señalado anteriormente: un flujo semanal de la vacuna Sputnik V de, como mínimo, 600.000 dosis.

Se trata de un esfuerzo mayúsculo y con un objetivo muy claro: vacunar a la mayor cantidad de gente posible antes de que llegue el frío. El objetivo ideal sería, de mínima, inocular a los ocho millones de personas de riesgo antes del 30 de abril, para que la tan temida segunda ola de contagios no sea muy fuerte.

La vacuna de la Unsam, la gran esperanza

El rector de la Unsam, Carlos Greco, se refirió al desarrollo de esta vacuna contra el coronavirus que está a punto de comenzar las pruebas preclínicas de la fase 1, y aseguró que 'avanza con la fase preclínica con muy buenos resultados. Lo que sigue es lograr un acuerdo con un laboratorio privado para iniciar la fase 1, que son las pruebas en humanos'.

Script Externo

Greco contó que 'tuvimos un apoyo muy fuerte de la Agencia de Promoción Tecnológica para conseguir un socio estratégico del sector empresario', y dijo que ya está avanzado un preacuerdo con un laboratorio para financiar esta etapa. Además, en un comunicado distribuido por la Unsam se informó que el proyecto realizado en esa casa de estudios estuvo entre los 128 en fase preclínica de todo el mundo.

'Todos buscaron y buscan el mismo objetivo: inmunizar a la población contra el virus SARS-Cov-2, pero utilizan diferentes tecnologías', explicaron desde el grupo de científicos de la Unsam liderado por Juliana Cassataro, y que cuenta con investigadores provenientes de diferentes especialidades como virología, inmunología, enfermedades infecciosas, estructura de proteínas.

Según se explicó, la fórmula de esta vacuna se basa en proteínas recombinantes, una tecnología similar a la usada en la vacuna de la Hepatitis B o el VPH (virus del papiloma humano). Esta propuesta fue seleccionada y apoyada por la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), en el marco de la Unidad Coronavirus que integra junto con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación y el Conicet.

En cuanto a los tiempos que llevará su desarrollo completo, Greco expresó que 'es posible que de acá a un año la Argentina tenga su propia producción de vacunas, sin necesidad de negociaciones con laboratorios extranjeros. En el futuro significaría nada menos que soberanía científica tecnológica. Cuando se alcance la producción de la vacuna para esta enfermedad significará que no dependeremos de estas complejas negociaciones con otros productores internacionales'.

La Unsam también produce los 'superbarbijos'


Hay que recordar que en la Fundación Innovación y Tecnología de la Unsam también se fabrican los tapabocas Atom-Protect, conocidos como 'superbarbijos'. Se confeccionan con telas donadas por la empresa KOVI en acuerdo con la propia Unsam, la UBA y el Conicet. Tienen tricapa, con propiedades antivirales, antibacteriales y antifungicidas, capaces de proteger hasta en un 70% los contagios de Covid-19. Y algo para destacar es que se entregan de manera gratuita a los sectores más vulnerables del Partido de San Martín.

Estos barbijos tienen una durabilidad equivalente a 15 barbijos descartables, y se puede usar durante ocho horas seguidas. Son reutilizables y autoestirilizantes, resisten 15 lavados sin perder efectividad y su primera capa es impermeabilizante, ya que se adhiere a la primera tela para frenar el ingreso de fluidos y la salida de partículas de la boca.

La segunda capa, por su parte, fue realizada con diferentes tipos de nanopartículas que destruyen el virus, bacterias y hongos. Mientras que la tercera capa es el soporte de las anteriores y está hecha de una tela de algodón-poliéster que absorbe la humedad emitida al hablar y respirar.

Expresa tu opinión

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

  © 2021 | Hora Pico, Noticias en línea