Escobar 02/01/2019

Nuevos radares para controlar los excesos de velocidad en la autopista

La Agencia Nacional de Seguridad Vial y el gobierno provincial pondrá en marcha ocho dispositivos en las zonas con mayor siniestralidad del Acceso Norte. Desmintieron que dos vayan a instalarse en Loma Verde y en Garín.

Con el fin de controlar la velocidad de los vehículos y multar los excesos, que muchas veces ponen en riesgo la vida de las personas, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y el gobierno de la provincia de Buenos Aires implementarán en los próximos días un plan de radarización sobre la autopista Panamericana.

La iniciativa contempla la reinstalación de ocho radares fijos en el "Acceso Norte" de la autovía más importante del país, ubicados estratégicamente en los puntos donde se registran las tasas más altas de accidentes de tránsito. Estos cinemómetros se complementarán a los radares móviles -en el partido de Escobar hay dos- ya existentes para optimizar y perfeccionar los controles.

Colocados en ambos sentidos de circulación, los radares estarán apostados en los siguientes tramos: kilómetro 17,5 (sentido ascendente) y kilómetro 18,5 (sentido descendente) tramo troncal; kilómetro 26 Ramal Tigre, donde la velocidad máxima permitida es de 100 kilómetros por hora; kilómetro 43,5 Ramal Pilar; y kilómetro 65,5 Ramal Campana. En estos puntos, el límite es de 130 kilómetros por hora.

En un principio había trascendido que también se colocarían dos radares en jurisdicción del partido de Escobar, más precisamente a la altura de los kilómetros 39,5 -Garín- y 53,5 -Loma Verde- de la Panamericana, pero esta versión fue desestimada por el sitio web de la ANSV.

Los nuevos aparatos funcionarán las 24 horas de los 365 días del año, respaldados por la incorporación de enlaces inalámbricos, fibra óptica y la adecuación del centro de control y la sala de servidores, que garantizan la recepción de infracciones en tiempo real. Como son inalámbricos, no requieren de la presencia de un técnico en el lugar.

Aunque en los tramos mencionados ya hay radares desde 2015, se informó que nunca operaron por cuestiones legales y solo sirven con "fines estadísticos". Es por eso que se colocarán los nuevos dispositivos para poder controlar y multar los excesos de velocidad. Las sanciones costarán desde 6.000 hasta 13.000 pesos.

De acuerdo a lo comunicado por la ANSV, las infracciones a la ley provincial 13.927 serán labradas por cada jurisdicción y el dinero resultante se destinará íntegramente a la financiación de la seguridad vial y de la infraestructura hospitalaria y de emergencia en las cercanías del Acceso Norte.

Un informe del organismo nacional indica que durante enero y febrero de 2017 la infracción más recurrente, tanto en ruta como en autopista, fue el exceso de velocidad: el 84% de las multas labradas ese año fueron por cometer esa infracción, mientras que en el mismo lapso de 2016 llegó al 84,5%.

Cifras que asustan y que este plan de radarización tratará de bajar.

Expresa tu opinión

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

  © 2020 | Hora Pico, Noticias en línea