Escobar 27/12/2018

Una joven murió electrocutada en el barrio La Chechela

Sufrió una descarga en el jardín y falleció al instante. Tenía 19 años. Su novio, de 21, quedó preso porque la Policía le descubrió un cultivo de marihuana al que protegía con un cable electrificado que desencadenó la fatalidad.

Eran las primeras horas de un día festivo, pero un accidente doméstico lo convirtió en trágico: en la mañana del lunes 24, una joven de 19 años falleció electrocutada en Belén de Escobar al entrar en contacto con un boyero que su novio utilizaba para proteger un cultivo de marihuana. Así de evitable, absurda y dolorosa fue la muerte de Bianca Carolina Garraza, cuyo caso conmocionó al barrio La Chechela y dejó completamente desconsolada a su familia.

La adolescente llevaba una relación de varios años con Israel Jesús Godoy (21). Ambos convivían en una casa ubicada sobre la calle Patricias Mendocinas al 1210, donde el muchacho tenía un cultivo de marihuana que protegía con un cable electrificado (boyero) para evitar que algún intruso intente robarlas. Ni en su peor pesadilla habrá imaginado que ese mismo cable provocaría la muerte de la persona que amaba.

Fuentes policiales indicaron a El Día de Escobar que el trágico hecho ocurrió alrededor de las 9 de la mañana. Presuntamente, la joven estaba regando cerca de las plantas cuando sufrió la fulminante descarga del boyero. Su pareja no estaba con ella porque había ido a trabajar, según explicó una familiar suya en las redes sociales. Otra versión dice que estaba durmiendo y que se enteró por un vecino que vio a la joven tendida en el fondo de la vivienda, ya sin vida.

Al enterarse de lo que había sucedido, algunos familiares y allegados de Garraza se acercaron al domicilio y descargaron su bronca e impotencia contra el novio de la chica, a quien la Policía aprehendió no por la negligencia que desencadenó la tragedia sino por la tenencia ilegal de estas plantas.

Consternada, la madre de la muchacha, Claudia Erazo, reclamó que el joven sea detenido y lo calificó de asesino. "Bianca, mi princesa, voy a dar mi vida por vos?. Pido justicia. Su asesino está libre y mi princesa muerta. No voy a parar hasta verte en la cárcel", publicó en su página de Facebook.

A través de la misma red social, familiares, amigos y conocidos de la chica expresaron su dolor y la despidieron con sentidos y cálidos mensajes. Hay fotos que la recuerdan trabajando en un local de Subway y como playera de una estación de servicio YPF.

Su velorio se realizó en la tarde de Navidad, en una cochería de la ciudad. Mientras tanto, la causa fue caratulada "averiguación de causales de muerte" y está en manos de la Unidad Funcional de Instrucción Nº5 de Escobar, a cargo del fiscal Facundo Flores.

fuente: El dia de Escobar

Expresa tu opinión

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

  © 2020 | Hora Pico, Noticias en línea